De sumisos y masoquistas

mdeTodos los que realizamos alguna práctica dentro del BDSM, sabemos que es todo, menos homogéneo. Aunque sería fácil encasillarnos dentro de dos únicos roles, sumisos y dominantes, la realidad es mucho más compleja. A poco que nos metamos en este mundo, conoceremos a muchas personas, con diversos tipos de roles. Tendemos a etiquetar, a clasificar, a encasillar. Seguramente porque así nos es más fácil entender las cosas. Y es que en realidad, a veces olvidamos que el BDSM lo componen personas reales, de carne y hueso.

Pero, y aunque contradiga lo que acabo de decir, en mi caso, creo que me ajusto bastante a la etiqueta. Mis gustos, mi comportamiento, mi rol, se ajusta bastante, a lo que normalmente se definiría como sumiso. No tengo ningún problema con eso.  Disfruto de mi rol. Quizá porque he tenido la suerte de contar en mi vida con quién me ha hecho disfrutar y estar orgulloso de serlo. He evolucionado. Claro que lo he hecho. He incorporado prácticas que no conocía e incluso he disfrutado de otras que en principio detestaba. Pero jamás he dejado de ser sumiso y sé que nunca dejaré de serlo.

Pero claro está, no hay dos sumisos iguales. Yo mismo, si tuviese aquí que mencionar la larga lista de fetiches y gustos que “adornan” mi rol de sumiso necesitaría un mes entero para enumerarlos.  Lo que me lleva a preguntarme, qué es lo que soy, ¿Un masoquista sumiso? ¿Un sumiso masoquista? ¿soy  masoquista?

Si nos atenemos a la definición del DRAE, el masoquismo  es la “perversión sexual de quién goza con verse humillado o maltratado por otra persona”.  Según esta definición, por tanto, soy masoquista. Y es desde luego, una práctica sexual (lo de perversión ya no lo tengo tan claro, y menos después de ver robar cremas de 20 euros a alguien que calza zapatos de Prada). Es obvio que mi cuerpo da una respuesta bastante evidente (bueno, quizá me he pasado con lo de bastante) cuando soy sometido y/o humillado.

En cuanto a la sumisión,  la Real Academia de la Lengua la define como  “acatamiento, subordinación manifiesta con palabras o acciones“. Y ahí creo que está la clave de la cuestión. La sumisión trata de eso, de ceder el control hasta perderlo totalmente, de transferir  el poder sobre ti mismo a la otra persona. Lo que los anglos llaman Power Exchange.  No es, como se puede creer, que el masoquista soporte más dolor o que se excite sexualmente más que el sumiso.  Son dos formas distintas de vivir la misma experiencia.

Para mí, como sumiso, el dolor es  el catalizador que induce en mí ese estado de enajenación, de excitación sexual,  de felicidad absoluta  que experimento  cuando soy sometido. No es el fin, sino el principio de un estado de ánimo del que no quiero salir. Esa sensación que no acaba con el último latigazo y en el que me gustaría quedarme para siempre. Cuando sé que me dejaría hacer cualquier cosa y obedecería cualquier orden de mi Ama. Cuando sé que ni mi yo, ni mi voluntad, ni mi cuerpo me pertenecen.  Y entonces soy feliz, inmensamente feliz.

¿Necesita un sumiso el dolor, o incluso la humillación para llegar a ese estado?  Rotundamente no.  Se puede llegar (con ello, pero también se puede llegar) a ese estado de otras formas, pero eso sería motivo de otra entrada en este blog.

Toy

Advertisements

One thought on “De sumisos y masoquistas

  1. Muy buena entrada. Cuando uno intenta definir los roles se da cuenta de que al hacerlo se acaba excluyendo bastantes variables puesto que cada rol tiene tantos matices como personas. Siempre leemos que el masoquista es aquél que disfruta y siente placer con el dolor y a veces es simplificar demasiado. El sumiso puede disfrutar con el dolor, con la humillación y otras prácticas vejatorias sin necesidad de ser masoquista en principio. Quizás el masoquista priorice y solo entre en rol ante el dolor, no ante otras prácticas. A mi juicio, el sumiso es más un “todoterreno” aunque algunas cosas le gusten más que otras.
    Un saludo

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s